miércoles, 28 de octubre de 2009

Palacios de Oviedo


Oviedo tiene varios palacios de piedra que creo que son dignos de notar. Por enumerar unos cuantos está el palacio del marqués de San Feliz, que tenemos ahí en la fotografía, sito en la plaza de Daoiz y Velarde en el Fontán y, segun dicen, uno de los mejores. Es del siglo XVIII, me parece, y fue importante entre otras cosas porque albergó el célebre apostolado del Greco, que ahora podemos admirar en el Museo de Bellas Artes. Este palacio tuvo varios usos, entre otros el de fábrica de armas. En el palacio residían las oficinas y los almacenes; las armas eran elaboradas a mano por los armeros en sus casas. Nos referimos a las armas del XVIII o el XIX, es decir mosquetes, cañones y cosas por el estilo. El estilo de la fachada es admirable. Dicen que es el mejor de Oviedo. Detrás de este probablemente vaya el de Camposagrado en la plaza de Porlier. Desde hace muchos años fue sede de la Audiencia, ahora creo que del Tribunal Superior de Justicia. Otros son el del conde de Toreno y el de Valdecarzana, el actual Museo de Bellas Artes, el palacio de la Rúa, que ha sido restaurado, la fachada del hotel de la Reconquista, antiguo hospicio, el palacio de Benavides en la plaza de Riego, etc. En todas estas obras a mí me admiran las paredes de piedra y las magníficas puertas y ventanas. Realmente que ahí están como muestras perpetuas de buena arquitectura, sólida y eterna, como es todo lo hecho en piedra, que no pueden con ellas ni los terremotos ni los incendios, ni mucho menos las inundaciones. Solo la mano del hombre, las muchas veces tristes "demoliciones" de las que nos habla constantemente la historia pueden acabar con tantos hermosos testigos del pasado y del arte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario