domingo, 1 de noviembre de 2009

Plano medieval de Oviedo


Este es otro plano de Oviedo intramuros, donde se ve perfectamente la muralla de Alfonso X. Se trata del plano de Oviedo anterior a 1522. Está tomado de Tolivar Faes, Nombres y cosas de las calles de Oviedo. Hay unos cuantos edificios que se identifican fácilmente: Por supuesto, la catedral y los monasterios de San Vicente y San Pelayo, pero también la torre de la catedral que parece en construcción, porque la que se ve fácilmente es la románica, la casa de la Rúa (muy claramente), la antigua iglesia de San Juan (en la actual calle de Schulz, a la derecha de la imagen), el edificio del obispado, la Fortaleza de Alfonso III, la Puerta que comunica la calle Cimadevilla con la plaza del Ayuntamiento, que aparece muy destacada y es llamada en el otro mapa "Arco de la Plaza" y que sería la entrada principal de la ciudad, la entrada sur, que comunicaba con la carretera de Castilla por San Lázaro. También aparece la puerta frente a la Universidad que se abría a la plaza de la Fortaleza. Hay una iglesita que yo no identifico abajo hacia la izquierda. Puede ser San Isidoro, la antigua, cuyo pórtico se conserva en el Campo de San Francisco. Lo digo porque en el otro mapa que pone Tolivar da nombres de calles y esa se llama San Isidoro. Algunas de las calles que aparecen ahí se conservan y conservan sus nombres: Santa Ana, San José, Cimadevilla, Rúa, San Vicente, San Antonio, Canóniga, Trascorrales, que aparece como Los Escorrales, Tránsito de Santa Bárbara,...Otras no: Altamirano se llama Nueva, hay una calle Ferrería y otra Platería hoy desaparecida, así como un callejón de San Tirso. Otro día pondré el otro mapa. Pues ¿no es emocionante saber cómo era Oviedo hace casi 500 años? Y saber que algunos edificios están ahí tal cual, como esa casa de la Rúa, la que está en el comienzo de la calle de la Rúa, en la esquina de la actual Plaza de la catedral, que conserva la misma fachada y dicen que es el edificio civil más antiguo de Oviedo, sin contar quizás la fuente famosa de Foncalada a la que dedicaremos otro ratito. Pues en esa casa de la Rúa tengo entendido que vivió durante sus años escolares nada menos que el marqués de Santa Cruz. La historia de este marqués es también bien curiosa. Lo que más me llamó la atención es que este marquesito, terminados sus estudios en la Universidad de "Gramática y Lógica", con 17 años, es nombrado Maestre de Campo del Tercio "que en 1702 organizó el Principado de Asturias para luchar en la Guerra de Sucesión en favor de Felipe V". Esto suena a título de novela: "Un capitán de 17 años". Pero no acaba ahí la cosa que al año siguiente con 18 es Coronel de esa misma unidad. En fin, que en aquellos tiempos se daban prisa "pa tóo". O eran muy listos, que este nuestro marqués ciertamente lo era. Y además valiente, como contaremos otro día. Bueno, pues por hoy ya está bien. Algo habremos aprendido. Esta lección se debe completar con una concienzuda inspección de estas nuestras calles del Oviedo antiguo, para ver si las cosas están como estaban.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada